Jóvenes disfrutando de la segunda jornada del Campamento ASPAYM

La mañana ha transcurrido de lo más musical, plasmando diferentes estilos en unos murales que decorarán las instalaciones del campamento.

Después nos hemos refrescado en la piscina y ya estábamos listos para comer. La tarde ha sido muy instructiva: hemos aprendido a utilizar la brújula y unas claves básicas para saber orientarnos.

Para ello hemos dejado atrás El Bosque de los Sueños y nos hemos puesto en marcha botella de agua en mano. La noche ha sido de cine, ideal para tener unos sueños “de película”.