Hemos pasado el domingo con la imaginación a tope. Por la mañana hemos creado nuestro propio alfabeto por grupos, utilizando símbolos o figuras geométricas con las que hemos construido una frase. Los monitores han guardado todas las frases y en un juego futuro el resto de grupos tendrá que descifrar los diferentes jeroglíficos y adivinar la frase.

Por la tarde hemos construido dos tótem con cartones y pinturas y lo hemos escondido en los rincones más insospechados del campa. Luego, en dos grupos, hemos tenido que superar diferentes pruebas eliminatorias y los ganadores de cada equipo han sido los encargados de buscar el tótem del equipo contrario.

Por la noche ha tenido lugar la esperada carrera de coches. Como si de una autoescuela se tratase, primero hemos probado el circuito diseñado por los monitores con nuestros propios bólidos y una vez preparados ha comenzado la carrera. ¡Lo hemos pasado en grande!