El Slalom ha sido el protagonista de la jornada matutina de este domingo. Se trata de una modalidad deportiva específica para personas en silla de ruedas, que deben recorrer en el menor tiempo posible un circuito sorteando todo sus obstáculos.

Por la tarde, tras el ratito de piscina la comida y la siesta, hemos realizado una Gymkhana para conseguir más puntos para nuestras olimpiadas. El circuito tenía diferentes pruebas que hemos tenido que superar por grupos, con una puesta a prueba de nuestro ingenio y habilidad.

Para terminar, por la noche hemos jugado al “Rayo mortífero”. Un grupo se ha puesto en círculo con linternas y el objetivo era que el resto de los jugadores entrasen en el círculo sin ser iluminados por el resto.