Hemos comenzado la mañana con un nuevo simulacro de incendio ¡porque la seguridad es lo más importante! Después  hemos jugado a “Buscar la cabeza”, una divertida actividad en la que comenzábamos en fila india y después, al son de la música, nos teníamos que dispersar y mezclar con el resto de grupos para volver a colocarnos en el mismo orden cuando la música parase. El grupo que más rápido lograra colocarse se convertía en el ganador.

Después de un rato de relax en la piscina, la comida y el ratito de siesta, ha tenido lugar una de las actividades más esperadas del campamento… ¡El Karting! Hemos pasado la tarde al volante de los karts en un divertido circuito en el que nos hemos sentido como auténticos pilotos profesionales.

Hemos acabado tan agotados que hoy todos nos hemos ido a dormir más pronto que de costumbre.