Niños en clase de campamento

Después de seis días llenos de actividades en el Campamento Online de ASPAYM, es un buen momento para realizar una crónica con un repaso de todas las dinámicas que hemos desarrollado durante estas jornadas.

Tras un primer día cargado de emociones, en el que hubo algunos reencuentros y muchas presentaciones, todos los participantes nos dividimos en grupos, en función de nuestra edad, para poder realizar las actividades que mejor se adapten a nuestro desarrollo. Nos hemos dividido en tres grupos: los plátanos (en el que están los más pequeños del campamento), melones (para los que son más mayores) y manzanas (para los que estamos en una edad media).

El primer día pudimos conocernos, a través de rueda de nombres, preguntas y la creación de un himno para nuestros equipos, pero en seguida hemos empezado a tope con las actividades.

Captura de pantalla de los asistentes al campamento durante las actividades

Por las mañanas hemos estado desarrollando diferentes talleres de manualidades, con música de fondo para poder despertarnos en estos días tan calurosos. Hemos hecho marcos de fotos con macarrones, nuestros nombres con hojas de árboles, disfraces, flores con cartones de huevos, posavasos… ¡un montón de cosas que han despertado nuestra creatividad!

Por las tardes hemos desarrollados juegos, todos adaptados para poder realizarlos de forma virtual: el quién es quién, el lobo, verdad o mentira, el pictionary… ¡incluso hemos hecho algunas scape rooms adaptadas a nuestra edad! También hemos realizado algunas gymkanas, en la que los monitores nos pedían encontrar algún objeto en nuestras casas y teníamos que buscarlo rápidamente.

Captura de pantalla de los asistentes al campamento durante las actividades

Después de cada sesión, plátanos, manzanas y melones vamos al grupo común todos juntos en para compartir todo lo que hemos hecho, mostrar nuestras creaciones y contar lo bien que nos lo hemos pasado.

¡Todavía nos queda más de la mitad para disfrutar!