El tiempo pasa muy deprisa y se va acercando el final del campamento, pero todavía nos quedan algunos días para seguir disfrutando de las actividades con nuestros nuevos amigos. 

Ayer por la mañana tuvimos un taller para hacer bolas de malabares, un ratito de relax en la piscina antes de comer y después de la siesta, jugamos a las sillas. La tarde-noche estuvo llena de emociones; primero con una yincana de feria con diferentes juegos como los bolos o el tiro a cestas y por la noche con un rastreo nocturno ambientado en películas de dibujos animados.

Participantes del campamento ASPAYM disfrutando de las actividades adaptadas

Hoy vamos a pasarlo genial con un taller de pintura de manos poniéndonos perdidos, el juego de ¿quién soy? con personajes de dibujos y después tenemos muchas ganas de prepararnos y disfrutar del ¡concurso de talentos!

Para mañana tenemos por delante un taller de manualidades con abalorios, nos daremos los regalos del amigo invisible que hemos ido preparando en días anteriores, y dos de nuestras actividades favoritas ¡¡¡la yincana guarra!!! con lo que nos gusta ponernos perdidos aunque siempre respetando las normas de seguridad por el virus, y ¡¡la noche del terror!! donde seguro que lo pasamos de miedo.

Participantes del campamento ASPAYM disfrutando de las actividades adaptadas